Nosotros escribimos sobre tecnología.

10 mitos y realidades sobre baterías y cargadores

444x225pxLa batería del celular, notebook, cámara o tablet puede ser uno de los puntos más preocupantes para algunos usuarios. Ciertas historias apuntan que determinados cargadores pueden perjudicar nuestros equipos o hasta hacerlos explotar, pero ¿será cierto todo esto? Te presentamos 15 mitos y verdades sobre las baterías y los cargadores, para que descubras si colocar una pila en el congelador para aumentar su potencia realmente funciona.

  1. Los cargadores universales dañan la batería

MITO: esto no es completamente cierto. Algunas cargadores pueden presentar una corriente mayor a la que soporta tu celular o notebook, haciendo que la batería se sobrecargue y se dañe. Sin embargo, si los números de la corriente coinciden, puedes utilizar cargadores genéricos sin ningún inconveniente.

444x225px2. Es necesario cargar la batería durante 8 horas antes de prender tu smartphone por primera vez

MITO: Antes las baterías de los celulares tenían un “efecto memoria”, y si no recibían una carga completa de 8 horas se veían afectadas. Hoy en día esta práctica ya no es necesaria.

3. La batería carga más rápido en modo avión

VERDAD: al colocar tu teléfono en modo avión, la red se apaga, y de esta forma el dispositivo hace el mínimo de esfuerzo, sin tener que gastar energía en aplicaciones, Wi-Fi o 3G.

airplane4. Dejar el teléfono cargando toda la noche daña la batería o el dispositivo

MITO: dejar tu smartphone u ordenador conectado después de que se cargó completamente no compromete el funcionamiento de la batería ni del dispositivo, pues hoy en día los cargadores están programados para detener sus trabajo cuando se alcanza el 100% de carga. Sin embargo, hacer esto SÍ está mal, porque el consumo de energía no se detiene.

5. El cargador consume energía cuando está conectado al enchufe sin el dispositivo

VERDAD: Aunque el gasto de energía es mucho menor, el cargador sigue consumiendo solo por estar enchufado, debido a los circuitos internos. Afortunadamente, existen muchos proyectos trabajando en una tecnología de cargadores que dejan de consumir energía cuando identifican que el dispositivo no está conectado.

444x225px6. El dispositivo no debe guardarse completamente descargado

VERDAD: Los fabricantes recomiendan dejar los dispositivos con por lo menos 50% de carga cuando se van a guardar por mucho tiempo. Si de deja el aparato totalmente descargado, la batería puede entrar en un modo de descarga intensa, dañando el almacenamiento y, por el contrario, si se guarda con toda la carga, la batería puede perder parte de su capacidad.

7. Los cargadores portátiles ponen en riesgo la batería

MITO: Al igual que en la mayoría de los casos, los cargadores de mala calidad pueden dañar la batería. Sin embargo, el hecho de que el cargador sea portátil no influye en este aspecto, y el único detalle es que la carga será mucho más lenta, pues estos dispositivos tienen menos energía que los normales.

28. Colocar la batería en el congelador ayuda a recuperar su potencia

MITO: al introducir la batería en la nevera la carga puede ser preservada, pero su potencia no va a cambiar. Posiblemente esta historia surgió porque el calor está directamente ligado al gasto de batería, mayor cuando está caliente y menor cuando está fría; sin embargo, los fabricantes recomiendan mantenerlas a temperatura ambiente.

9. Usar el cargador del carro es perjudicial para la batería

VERDAD: el calor daña las baterías y el cargador del carro está muy cerca del motor, lo cual permite que estas puedan calentarse con mayor facilidad y perder su capacidad de retención.

444x225px10. Es necesario esperar que la batería se descargue por completo para cargarla de nuevo

MITO: con las baterías de Li-Ion los usuarios pueden recargar sus teléfonos cuando lo consideren necesario. Incluso, algunos fabricantes recomiendan evitar hacer el ciclo completo -de 0 a 100%- en todas las recargas, para evitar un desgaste acelerado de las sustancias químicas

Compartir

Lleva a tu empresa hasta las nubes.

Deja un comentario